Misión

Queremos redefinir
lo que natural y sustentable
realmente significa.

En la naturaleza hay un flujo de nutrientes y energía, no hay contaminación, todo vuelve a un ciclo. La organización de una agricultura ecológica, el uso inteligente del agua, un modelo ecosistémico que funciona con lo que ofrece el entorno, el valor agregado a los residuos y el reciclado eficiente, procesos armoniosos sin perdidas de energía; ésta es una economía circular por la cual trabajamos sin descanso, para remodelar nuestros comportamientos y prácticas, para satisfacer las necesidades de todos, y para que nuestro planeta progrese a un futuro óptimo. DLNDLC es el big bang desde donde queremos crear nuevas oportunidades alrededor de la sustentabilidad.

Queremos compartir
nuestro conocimiento.

No solamente queremos ofrecer los mejores productos cosméticos que jamás hayas probado, queremos que sepas el porqué de los ingredientes y materiales que usamos, o que rechazamos usar. Queremos derrivar mitos y malentendidos. Queremos que puedas elegir libremente lo que pones en tu cuerpo, lo que usas en tu casa, lo que respiras. Solo el conocimiento te da esa libertad.

Nuestros
compromisos

Manejo ético de residuos y practicas conscientes

Creemos que nuestra actividad no debe dañar al medioambiente, por lo que utilizamos solo detergente 100 % biodegradable, sin fosfatos o toxinas para la limpieza de nuestras instalaciones, y solo productos inocuos para desinfectar.

 

Un porcentaje de nuestra energía la obtenemos de paneles solares, con la proyección de que en un futuro cercano toda la energía que consumimos sea de fuentes limpias.

 

El material orgánico que queda luego de extraer los activos de nuestras hierbas es usado como material de compost.

Packaging

Evitaremos el uso de packaging plástico siempre que sea posible. Siempre usaremos el mínimo y los más sostenibles embalajes en nuestros productos, tratando de que sean reciclados, reciclables y/o compostables. También las tintas que usamos son ecológicas en base acuosa.

Este punto representa un gran desafío, y estamos comprometidos a ser parte de la innovación en materiales.

Ingredientes

Calidad, pureza y altos porcentajes son importantes para nosotros, pero vamos más allá.

 

Preferimos siempre ingredientes botánicos orgánicos, o cosechados silvestres, indígenas y ricos en nutrientes. La flora autóctona refiere a las plantas nativas de una zona o región, que sus requerimientos hídricos están adaptados al clima y que mantienen una relación íntima con la fauna del lugar. Al incentivar su uso favorecemos la biodiversidad, detenemos la erosión de los suelos, la fertilización artificial, evitamos los agroquímicos, además su composición y estabilidad es ideal entregando poderosos bioactivos.

 

El después también es importante. Nos aseguramos de que nuestros productos te entreguen lo mejor de sí, y luego el agua residual que vuelve al ciclo no lleve más que naturaleza de vuelta. Por esto no usamos siliconas, PEGs, MEA, TEA o MIPA, sulfatos, acrilatos, conservantes controvertidos, musks y demás moléculas aromáticas toxicas, colorantes artificiales, o ningún ingrediente que se sospeche o se tenga evidencia de que dañan a seres vivos y que contaminan el ambiente.

 

Nunca usaremos rellenos innecesarios, solo ingredientes funcionales.

 

Mas y mejores ingredientes se fabrican en el tiempo, se mejoran las tecnologías y la investigación avanza. Por esto estamos siempre estudiando y refinando nuestras formulas.

Aromas

Creemos que los productos de belleza deben oler espectacularmente, sin abrumar los sentidos y sin contaminar.

 

Optamos por aromas simples y naturales, libre de tóxicos. Preferimos siempre usar aceites esenciales, derivados idénticos a los naturales, aromas obtenidos por extracción enzimática, o simplemente prescindir de ellos.

 

Debemos tener presente el costo medioambiental de perfumar todo, desde productos del hogar y lavandería, de cuidado personal, del auto, mascotas ¡todo! Algunas de estas moléculas orgánicas volátiles son irritantes y alergenas, otras descomponen el ozono, otras se acumulan en la grasa causando interferencias endocrinas, y muchas no pueden ser removidas en plantas de tratamiento de agua.