¿Cómo limpian los shampoos?

¿Cómo limpian los shampoos?

Primero debemos saber que son los compuestos activos más importantes de ellos: los tensioactivos.

¿Que son los tensioactivos o surfactantes?

Son moléculas con una estructura que consiste en una cabeza, que es hidrófila y polar, es decir que siente afinidad por el agua y que se mezcla con otros componentes polares igual a ella, y una cola que es hidrófoba y apolar, es decir que huye del agua y se mezcla con compuestos apolares semejantes a ella.

img2

Los líquidos presentan una resistencia a aumentar su superficie, a desparramarse, esto se llama tensión superficial. Es decir que hay que vencer una fuerza que mantiene muy unidas las moléculas de un líquido en su superficie. En el agua es muy elevada, por eso se forman las gotas. Los tensioactivos son capaces de modificar esa tensión de superficie, hacer más “blanda” la superficie, ubicándose entre las fases (límites de cada sustancia), y así lograr que un líquido moje más, o que dos sustancias que no se mezclan lo hagan y se mantengan mezcladas, o ubicarse entre un sólido y un líquido para limpiar. Los tensioactivos dependiendo de sus características pueden ser:

· Antiespumantes
· Emulsionantes
· Humectantes
· Detergentes
· Solubilizantes

Otras propiedades se relacionan con la carga eléctrica neta en su parte hidrofílica (cabeza) que presentan en solución:
· Aniónicos: carga negativa. Mucha atracción con el agua, y arrastran muy bien las grasas. El tensoactivo aniónico más antiguo es el jabón. En casi todas las formulaciones para limpiar, el tensioactivo principal es de este tipo.
· Catiónicos: carga positiva. Tienen poder bactericida y alguicida, y se usan en el ambiente de la salud para desinfectar. Se adhieren a superficies cargadas negativamente, como la piel y el cabello, formando una película protectora que se siente muy suave al tacto (acondicionadores).
· No iónicos: sin carga neta. Son moléculas grandes que pueden convivir con otras moléculas positivas o negativas, por eso son indicados para formulaciones complejas.
· Anfóteros: la carga eléctrica depende del medio donde este.

Hay tensioactivos naturales y sintéticos, pero todos actúan igual. Los encontramos en los pulmones, la bilis es uno, hay en el huevo, en remedios, en alimentos, cremas de cuidado personal, lavavajillas, shampoos, pasta de dientes, pinturas, y un largo etcétera.

¿Y porque los detergentes forman espuma? Por su capacidad de mezclar cosas, cuando se agita una solución que contiene un tensioactivo, entra aire y queda atrapado. Una burbuja es aire rodeado por una capa de tensioactivo, luego una fina capa de agua, y otra vez una capa de tensioactivo.

En la espuma, las burbujas se reúnen y forman estructuras de bellas geometrías definidas por las uniones entre ellas, que repiten su arreglo y morfología en diferentes direcciones y tamaños, unidas por contornos de películas delgadas de líquido por donde circula la solución que las forma. Hay espumas efímeras como la del mar o la cerveza, y espumas duraderas como las de los detergentes.

Ahora podemos explicar cómo limpian los shampoos:

Los folículos pilosos fabrican el sebo que lubrica y protege el cuero cabelludo y se extiende por el cabello. En él se deposita y quedan adheridos el polvo, caspa, células muertas, bacterias, y todo lo que este en el ambiente. Con el tiempo todo se acumula, sumando las sales del sudor, y genera build up, el cabello se ve opaco, sucio y duro. El agua sola podrá arrastrar las sales, porque son las únicas solubles en ella, son polares. Como sabemos el aceite (apolar) no se mezcla con el agua (polar), por lo que toca colocarnos un tensioactivo que disminuya la tensión superficial y mezcle ambos. Las grasas se rodean de las colas de tensioactivo formando micelas, y las cabezas quedan unidas al agua. Así, en el enjuague, las micelas son arrastradas por el agua.

Este es el mecanismo de limpieza de todos los detergentes, así sea que laves los platos, el auto, la ropa, o tu cabello.